Reportaje preboda en el Zoo, Sonia, David, Sául y Dario

A la tercera va la vencida!!! Después de retrasar el reportaje preboda por las lluvias por fin pudimos ir al Zoo de Madrid con los niños, porque Sonia y David tienen dos gemelos y se llaman Saúl y Dario, y son buenos, buenos, buenos.

El trayecto hasta el Zoo lo hicieron durmiendo mientras su padre iba sentado en un pequeño habitáculo con asiento que está metido en el maletero, es lo bueno que tiene ser de talla grande…, que te suelen dejar ir delante para que puedas estirar la piernas, je, je, je.

Pues eso, que fueron durmiendo todo el camino y tardaron un rato en desperezarse, pero en cuanto vieron los flamencos la cosa cambió de modo “stand bye” a modo “ya no paramos”, ja, ja, ja. Y es que es una alegría verles emocionarse disfrutando de los animalitos.

El fuerte sol, la cantidad de gente que había en el Zoo y el imparable corretear de los pequeños dificultaba nuestra labor, pero tener la posibilidad de captar la alegría y la felicidad en la mirada de un niño compensó ese doble esfuerzo.

Mientras tanto, Sonia y David iban perdiendo el miedo a la cámara.

Nosotros nos turnábamos vigilando a los pequeños y así les dejábamos espacio para relajarse y disfrutar el uno del otro.

Recuerdo la primera vez que hablamos sobre el reportaje preboda porque no querían ir a un sitio con demasiada gente y claro, por eso debieron elegir el Zoo de Madrid, porque ahí no va nadie, ja, ja, ja, está claro que los sudores no eran por el calor sino por la cantidad de gente que les miraba, ja, ja, ja, pero al final, como digo siempre, o te relajas y te olvidas, o te da un síncope y vamos directos a urgencias, ja, ja, ja.

Este reportaje preboda se convirtió para nosotros en la posibilidad de conocer a una pareja llena de simpatía, siempre con una sonrisa, llenos de detalles, que se preocupan porque estés a gusto, en definitiva, este es el tipo de personas que estás deseando que se conviertan en tus amigos.

Silvia no ha parado de decirme que os de las gracias por lo bien que os portasteis con nosotros y qué mejor sitio para hacerlo que el blog de estos fotógrafos de bodas en el que poco a poco iremos publicando vuestros reportajes, así que, de todo corazón, muchas, muchas gracias, esperamos que os guste lo que captamos aquel primer caluroso día del año.

Un fuerte abrazo.

Si quieres ver la boda en el Monasterio de Lupiana, pincha aquí.

Si quieres ver el photocool en el Monasterio de Lupiana, pincha aquí.

 

5 comentarios
Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado. Los campos marcados son requeridos *

Hola!!

Social

Cuéntanos tus sueños

Nos gustan las personas que dan importancia a sus fotografías porque a nosotros nos encanta ser fotógrafos de boda y ponemos mucha energía en conseguir imágenes sorprendentes y llenas de emoción.

Cuéntanos tus sueños, estamos aquí para que se hagan realidad.

Publicaciones recientes

Puedes ver más sobre nosotros en nuestras redes sociales

Dos fotógrafos, dos cuentas de Instagram 😉

Blog