Forma de trabajar

     Cuando a alguien le gusta nuestra fotografía y quiere contar con nosotros para el día de su boda suele preguntar sobre nuestra forma de trabajar, así que voy a tratar de contarlo:

     Nos gusta hacer un reportaje antes de la boda (unos dos meses antes, a ser posible), el llamado preboda o engagement, y de hecho va incluido en todos nuestros reportajes, porque os ayuda a perder el miedo a la cámara, y así os comportaréis de manera más natural el día de la boda. Este tipo de fotos nos las hemos hecho todos en alguna ocasión, pero nunca conseguimos que sean de auténtica calidad. Os pongo un ejemplo: seguro que si vais de viaje os gusta haceros fotografías juntos, pidiéndoselo a alguien, apoyando la cámara en algún sitio o estirando el brazo para entrar los dos en la foto, ¿te las imaginas hechas por un profesional, junto a tu pareja, en tu ciudad favorita?… París, Roma, Venecia… Eso es un preboda.

     Si quieres la naturalidad y espontaneidad de nuestra fotografía, entenderás que para nosotros el preboda se haya convertido en imprescindible.

     Nuestra casa está llena de estas fotografías, además nos hicimos un libro de firmas en el que a lo largo de la boda nuestros amigos y familiares fueron dejando sus dedicatorias mientras disfrutaban de las imágenes de nuestro preboda.

Se trata de un álbum maquetado con las fotografías del preboda que se utiliza durante la boda para que los invitados escriban una dedicatoria a los novios, es un recuerdo muy bello para la pareja ya que da  la oportunidad a sus seres queridos de dedicarles unas palabras en un día tan especial.

     La maquetación es diferente a la de cualquier álbum digital de bodas ya que hay que dejar bastantes espacios en blanco para que los invitados puedan escribir, normalmente se hace un libro que tiene entre 40 y 80 páginas, en función del número de invitados. Lo mejor es pedir a alguno de los invitados más allegados, que se encargue de que el libro le llegue a todo el mundo.

El día de la boda estaremos con vosotros desde el principio hasta la fiesta, capturando cada momento, cada emoción, para que los recuerdos sean inolvidables, esa es nuestra misión que a través de nuestras fotografías podáis recordar y contar a cualquiera como fue ese fantástico día.

Recogeremos detalles en casa del novio y de la novia, durante la ceremonia, en el reportaje de exteriores, a lo largo del cóctel y, si lo deseáis, también en el restaurante.

Una vez que nos conozcáis sabréis a ciencia cierta que vamos a dar el máximo de nosotros para superar vuestras expectativas.

 

Un abrazo.

Puedes ver más sobre nosotros en nuestras redes sociales

Dos fotógrafos, dos cuentas de Instagram 😉